0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Consejos y datos sobre fontanería que debes saber

A lo largo de estos años como fontaneros en Zaragoza nos hemos dado cuenta de que nuestros clientes tienen muchas dudas sobre mucho de los términos o procedimientos de nuestro trabajo. Por eso hoy hemos decidido que vamos a hablar sobre las distintas propiedades que tienen ciertos materiales de construcción y demás cuestiones –sobre todo consejos- de fontanería, reformas o calefacción para que les sea más fácil tanto a ustedes como a nosotros acoplarnos a ambas necesidades y que el resultado sea una elección más que adecuada.

consejos calefaccion fontaneria

Por ello comenzamos hoy con estas preguntas;

¿Quieres saber qué diferencia hay entre utilizar cobre o polietileno reticulado en los materiales de fontanería tipo tuberías y demás?

Pues es muy fácil, el cobre aporta a las estructuras una mayor rigidez y durabilidad, nos facilita además las soldadura que se realizan mediante una aleación estaño-plata, evitando que pueda presentarse problemas a la hora de llegar el calor con la dilataciones.

Al parecer, según los datos que muestra un estudio medioambiental realizado en la Universidad Politécnica de Madrid, el cobre refleja un mejor comportamiento medio ambiental, lo cual hace que una instalación de tubo de cobre reduzca el impacto medio ambiental entre un 59,26% o un 41,71 %.

Mientras tanto, las ventajas del polietileno reticular o multicapas, es que es muy fácil de usar; no necesita codos o curvas, por lo tanto lleva menos uniones y se hace en tan solo tres pasos. Además es un material en el que no se adhiere cal ni otro tipo bacterias o mohos provenientes de las paredes internas, con lo cual siempre se mantiene en el mismo diámetro.

Importante saber que es 7 veces más ligero que el cobre. Con el no tendrás miedo sobre la corrupción galvánica, o las bajas temperaturas ya que no se congela con ellas.

¿Qué diferencia se encuentran entre elegir un radiador de aluminio o decantarse por uno de hierro fundido?

Y bien, la diferencia es bastante clara; un radiador de aluminio calienta de forma más rápida pero también se enfrían antes. Si buscas uno de larga duración este no es el tuyo ya que su vida operativa es más corta debido a que provocan más bolsas de aire en la instalación y con el tiempo el efecto el aluminio sufre corrosión con lo cual es aconsejable que la instalación sea de polietileno.

En cambio los radiadores de hierro fundido resultan más caros y difíciles de manejar por su peso, pero eso sí proporcionan a la larga un mayor ahorro energético; tardan más en calentar pero aguantan más tiempo el calor. ¿Ya lo tienes clara tu elección?

Ahora la cuestión se encuentra en la ubicación de los radiadores ¿verdad?

En primer lugar hay que saber dónde se encuentra la caldera y desde ahí ir trazando unos ramales hasta el resto de las habitaciones o estancias.

También tienes que tener en cuenta los metros cuadrados de cada espacio para que el cálculo sea exactamente el que cubra las necesidades que tenemos. Eso si, se aconseja  como lugar más propicio ubicarlos bajo las ventanas, así el ciclo del calor se distribuye de forma más rápida gracias al aire frío evitando la condensación.

Seguro que estas poquitas preguntas os han servido de mucho para tomar vuestras pequeñas decisiones sobre reformas o mantenimientos de fontanería.

Más información

 

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes