5.00 avg. rating (95% score) - 1 vote

Fontaneros en ZaragozaPara nuestra empresa la elección de una bañera o de un plato de ducha sigue siendo, a día de hoy, un eterno conflicto de intereses. Hay personas que defienden a ultranza las muchas ventajas del plato de ducha y también las hay que prefieren la tradicional bañera, más o menos grande, de todo la vida.

Somos concientes de este eterno dilema y con la realización de este post queremos poder aportar nuestro granito de arena, para solucionar, en la medida de lo posible, este dichoso conflicto que perdura en el tiempo y duchaparece no terminar nunca.

Para los profesionales que trabajamos en FontanerosZaragoza24h, creemos que lo más importante a la hora de tomar tal decisión es valorar las necesidades de nuestra familia, teniendo en cuenta que dichas necesidades pudieran variar con el paso del tiempo, ya que los miembros de nuestro núcleo familiar pueden cambiar en cualquier momento como, por ejemplo, el nacimiento de un bebé o el acogimiento de un anciano.

Tenemos que tener presente que, por lo general, no andamos reformando el baño cada poco tiempo y la decisión que tomemos, entre bañera o plato de ducha, puede perdurar en el tiempo unos cuantos años.

Dada esta pequeña reflexión, les queremos ofrecer una serie de puntos que debería de tener en cuenta a la hora de realizar la elección entre bañera o plato de ducha.

LA SEGURIDAD: podríamos caer en la trampa de pensar que una bañera es más segura que un plato de ducha, por estar mas recogidita, pero nada más lejos de la realidad. Un plato de ducha resulta mucho más seguro que una bañera, ya que estos disponen de un suelo con diseños especialmente pensados para evitar resbalar.

El plato de ducha también tiene la ventaja de estar prácticamente a ras de suelo, evitando tener que adoptar la típica postura de levantar la pierna al querer entrar o salir de la bañera, con el consiguiente riesgo de resbalón que esa postura conlleva. Les queremos dar un pequeño consejo, tanto para bañeras como para platos de ducha.

Es muy recomendable el instalar unos pequeños asideros en la pared para poder facilitarnos la operación de entrar o salir de nuestra bañera o plato de ducha. También son muy recomendables las alfombrillas anti-deslizantes, siempre y cuando se encuentren bien colocadas y firmemente sujetas.

Comentamos que la tendencia actual es de instalar un plato de ducha en detrimento de la bañera, aunque como toda regla tienen sus excepciones, ya que todavía queda mucha gente que prefiere la comodidad y la relajación de un buen baño de espuma.

El equipo técnico quiere continuar con la relación de puntos a considerar a la hora de elegir entre bañera o plato de ducha.

  • bañeraEL ESPACIO: en cuestión de espacio todo es un poco relativo, ya que podemos encontrar bañeras realmente diminutas y platos de ducha inmensos y con tal cantidad de accesorios que parecen la cabina de un avión. Otro factor son las dimensiones con las que cuente nuestro cuarto de baño.

Estas dimensiones  son determinantes a la hora de tomar la decisión entre bañera o plato de ducha. Lo ideal seria disponer de dos cuartos de baño uno de ellos con las dimensiones suficientes para una buena bañera, y en el otro más pequeño tener un recogidito plato de ducha.

Si bien es cierto que un plato de ducha siempre nos dará la sensación de disponer de un cuarto de baño más amplio. Por estos motivos,   la elección entre bañera o plato de ducha en cuestión de espacio, es bastante relativa.

 

  • EL AHORRO: en este punto si que no hay ningún genero de duda y el ganador por goleada es el plato de ducha. Por lo general cuando nos damos una ducha el consumo de agua es bastante menor que al de un baño, en el que tenemos que primero llenar la bañera y luego darnos un aclarado con la ducha.

Quisimos aportar un dato para la reflexión, mientras que con una ducha el gasto medio de agua es de unos 100litros, (en una ducha de unos 5minutos), para el llenado de una bañera convencional necesitaremos unos 300litros de agua y si a eso le añadimos el aclarado que nos aplicamos al terminar el baño, el gasto de agua se puede ir a los 350litros, para darnos un único baño.

El agua es un bien escaso y del que depende nuestra supervivencia, piénselo por favor. Nuestra empresa quiere recordar que aparte del ahorro de agua mencionado, la ducha, supone un ahorro energético bastante importante, menos consumo de agua tambien supone menos cantidad de agua para calentar.

Los motivos que nos empujan a cambiar el tener bañera a plato de ducha son muy variados: desde la presencia con nosotros una persona mayor y la bañera ya no sea accesible, por estética o  por espacio. En cualquiera de las opciones podemos ofrecerle la solución. El plato de ducha ofrece claras ventajas frente a una bañera convencional.

A la hora de escoger plato de ducha recordamos dos factores importantes: el espacio del que disponemos en el baño para el plato de ducha, y las opciones de platos de ducha que hay en el mercado y se adaptan a nuestras necesidades. Muchas veces la colocación del resto del mobiliario condicionará la colocación del plato de ducha al desparecer la bañera que normalmente ocupa más espacio. En este caso se puede optar por remodelar el baño completo cambiado de localización los muebles, el inodoro, etc.

plato de duchaExisten tres formas estándar en platos de ducha: los semicirculares, los cuadrados y los rectangulares. Si elegimos la opción de platos de ducha cuadrados, la medida más utilizada es de 80×80, ya que si fuese más pequeña, no se podría colocar mampara.

Los semicirculares al igual que los rectangulares ofrecen su medida más utilizada de 80x 80, pero ofrecen diseños más bonitos y de aspecto más amplio. Por último, los platos de ducha rectangulares son los más escogidos cuando se hace la decisión de cambiar la bañera, el ancho estándar es de 70cm, y con varias medidas de largo para escoger, depende del espacio del que dispongamos.

Entre los varios tipos de platos de ducha destacan los cerámicos y los acrílicos. Los cerámicos son los más comunes, normalmente en el formato rectangular, resistentes a rozaduras y a la utilización de productos de limpieza aunque son frágiles y pesados en la instalación y trasporte, pero más económicos.

Los platos de ducha acrílicos son menos comunes que los cerámicos, pero no desconocidos. Son más cálidos al tacto que los cerámicos y más ligeros en su colocación, además de la ventaja de ser antideslizantes.

Sea cual sea el plato de ducha que se escoja  y el material del que esté fabricado, nuestra empresa ofrece una rápida instalación para que el cambio sea lo menos molesto posible, y el cliente solo tenga que disfrutar del espacio y la comodidad que  esta opción ofrece.


Si quieres ampliar más información sobre las bañeras y platos de ducha, te conviene leer:


 

 

5.00 avg. rating (95% score) - 1 vote